BTOY

BTOY

Andrea Michaelsson es una artista multifacética más conocida por su nombre Btoy. Nació en 1977 en Barcelona. Estudió derecho por cuatro años pero se dio cuenta que no era la carrera que quería, y empezó a estudiar fotografía. Su educación artística se formó durante un periodo de tres años en el Instituto de Fotografía de Barcelona. Btoy empezó a pintar en 2001 en las calles en vez de pintar en un estudio de arte. Tenía ya amigos grafiteros en las calles, los cuales le ayudaron a colaborar con ellas en pintadas de diferentes estilos. Barcelona era el sitio con más auge para artistas, y pronto pintó en más ciudades como Suiza, Francia, Inglaterra, y otras muchas más.

En 2008 fue invitada por Banksy en el Festival de Cans en Londres, junto con otros cincuenta artistas más prestigiosos artistas de stencil del mundo. Después de un gran éxito en 2011 en su primera exposición en Italia Traffic Gallery, le siguieron importante exposiciones en Bergamo en 2013, participó con museos ten exposiciones tan importantes como White Wall en Beirut Art Center (2012), la publicación de su primer catálogo monográfico «Btoy – La Pasionaria» por Thierry Froger (2012), the Portrait of Sakineh Ashtiani – Intervention against Death Penalty in collaboration with Amnesty International (Barcelona, 2012), la invitación de Bundeskunsthalle para la gran exposición de «Cleopatra – la eterna diva» en la que creó un retrato (2013). Los trabajo de Btoys se han expuesto en galerías del todo el mundo.

Su obra está basada en antiguas fotografías de mujeres importantes, la mayoría de ella son iconos femeninos de los 1920-1950. Ella utiliza varias técnicas; pintura acrílica, stencils, y otros. Esta variación le lleva a crear stencils sensacionales. Admirable y deseable, cada stencil nos puede llevar atrás en el tiempo a un momento dorado. Las imágenes aparecen al espectador como misteriosas, etéreas y melancólicas. Por eso prefiere colocar sus obras en paredes oxidadas, en paredes con patina y viejas , queriendo parar el tiempo por un momento, y invitar al espectador a tener un dialogo con su obra, y pensar en el destino de estos mitos y recordar sus volátiles sueños.

Leave a Reply